miércoles, 13 de octubre de 2021

Desde el deporte, el arte y la cultura, cultivamos nuestros talentos:

El desarrollo de capacidades no sólo se centra en las que el curriculum formal promueve, sino también, aquellas fundamentales para los requerimientos que la vida nos pone por delante. En ello, el área extracurricular en los colegios, nos facilita aprender a convivir y encontrarnos socialmente en un plano donde se despliegan otros recursos, muchas veces invisible desde el aula de clases. Nuestra Coordinadora del área Co Programática, Sra. Mónica Manriquez Vidal nos comparte una interesante reflexión al respecto:
"Cuenta la historia que un Señor entregó a sus sirvientes una cantidad de talentos ( hoy día diríamos: habilidades, capacidades, virtudes), para que los hicieran crecer y multiplicar. Después de un tiempo, este Señor vuelve a preguntarle a sus servidores por el fruto de los talentos recibidos… y así sigue la historia… Algunos /as se dieron a la tarea y los cultivaron exitosamente, a otros/as les pareció que siendo muy pocos los talentos recibidos era mejor guardarlos, mantenerlos a resguardo antes que arriesgarse a perderlos... Del mismo modo, cada uno de nosotros/as ha recibido su cuota no menor de talentos y si nos damos tiempo para mirar en nuestro interior y preguntarnos simplemente cuáles son mis habilidades, capacidades y talentos?, la respuesta puede llegar a sorprendernos. Entonces, cabría también preguntarnos…cómo he cultivado estos talentos? Los he trabajado para multiplicarlos o he preferido guardarlos porque los considero pocos, pequeños o simplemente insignificantes?. Se estarán preguntando qué tiene que ver todo esto con la convivencia escolar? Pues tiene que ver y mucho. Cada uno de nosotros tiene no uno, sino tal vez muchos talentos: capacidad de acoger, de acompañar, de aconsejar, de escuchar, de hacer amigos, de crear buenos ambientes, de serenar los ánimos cuando se necesita, de empatizar, y así infinitamente y estamos llamados a trabajar en ellos poniéndolos al servicio una mejor relación humana, respetuosa y fraterna, no sólo entre nosotros, los mas cercanos, los más amigos, sino también con “los otros” esos que eventualmente no me son tan cercanos, ni tan afines o que en definitiva piensan, actúan o son muy distintos de mí. La invitación entonces es a cultivar nuestros múltiples talentos, para ello es necesario primero, volver a mirarnos, descubrirnos, ser generosos con nosotros mismos reconociendo lo noble y lo bello que cada uno/a tiene, sólo así podremos también ser facilitadores para que nuestros niños, niñas y jóvenes descubran sus potencialidades que son infinitas y que sin duda podrán cultivarse y multiplicarse con la ayuda de su familia y de su Colegio. Aportemos nuestros talentos para construir juntos ambientes bientratantes donde convivir en armonía y respeto, experimentando la verdadera alegría de sentirnos parte de una comunidad." (Dejamos algunas ideas centrales en la siguiente infografía)

viernes, 10 de septiembre de 2021

Retornando a la presencialidad de nuestros hijos e hijas ¿ahora qué?

La mayoría de quienes transitamos cerca o venimos a dejar a nuestros hijos e hijas, al colegio, nos hemos iluminado el rostro al ver como poco a poco, van retomando su desarrollo escolar presencial, saliendo a los patios cubriendo esos espacios con sus risas, conversaciones y juegos (dentro de lo que ya saben, es posible). Sin embargo, esto nos plantea un desafío siempre presente, que debemos retomar de forma convencida: ¿ como promovemos una mejor convivencia entre ellas y ellos?, ¿ en qué ponemos atención? nuestra psicóloga de ciclo mayor, Paulina Soto Muñoz, nos entrega algunas ideas en el siguiente video:
A continuación, reforzamos ideas importantes: 1. Considerar el modelamiento que damos como personas adultas, en el estilo de convivencia con los/las demás. 2. Poner atención en el modo o estilo de conversación que llevan nuestros hijos e hijas; el lenguaje ocupado ¿es respetuoso? 3. Observar la manera en cómo ocupan redes sociales 4. Educar en una buena resolución de conflictos, sin prejuicios 5. Promover un buen trato hacia las diferencias, con sentido inclusivo 6. Evitar la violencia de género

martes, 17 de agosto de 2021

¿ Cómo potenciar la vocación en nuestras niñas y niños?

Promover una formación vocacional con sentido para la vida y el desarrollo social, es una tarea que se inicia desde los primeros años de vida de hijos e hijas. Para conocer algunas ideas que pueden aplicarse en el acompañamiento que implica descubrir intereses y habilidades, la orientadora de ciclo mayor, Sra. Guisela Perez Durán, coordinadora del Depto. Psicoeducativo, nos comparte una interesante propuesta que apunta al desarrollo de valores y actitudes más amplias que la visión centrada en capacidades personales; en el siguiente video se comprende aquello con claridad:
A continuación, entregamos una infografía que resalta ideas importantes de lo que nos expone la profesora Guisela Perez Durán.

jueves, 8 de julio de 2021

Convivencia y ciudadanía desde la primera infancia

Comprender la importancia del desarrollo ciudadano desde los primeros años de formación de niños y niñas, es fundamental; de ello, surge un proceso capaz de sostener la convivencia entre pesonas en base a valores centrados en el cuidado de las personas y con sentido de bienestar común, de forma altruista, sana y comprometida. Pero ¿ que implica esto?, la coordinadora del nivel de educación parvularia,
Sra. Valeria Matus Torres, desde su rol de educadora de párvulos y como integrante del Comité por la Buena Convivencia Escolar
, nos entrega un interesante aporte: "Desde los primero años de vida el juego ha sido el promotor de la convivencia de nuestros niños y niñas, siendo este el mecanismo de descubrimiento del mundo que les rodea y la forma de relacionarse con otros. Por ello en Educación Parvularia nos desafiamos para potenciar actitudes, habilidades y conocimientos que les permita vivir en armonía y en pleno derecho del respeto de sus ideas y opiniones, manifestando y ejerciendo su rol de ciudadano en un contexto democrático, respetuoso y solidario, valores tan necesarios y humanos para formar a nuestras generaciones desde la primera infancia. El núcleo de ciudadanía y convivencia de las Bases curriculares de Educación Parvularia hacen referencia al conjunto de actitudes, conocimientos y habilidades sociales y emocionales, que permiten al niño y la niña, convivir pacíficamente con otros, tomar decisiones que favorecen el bien común, y desarrollar progresivamente un sentido de pertenencia a una comunidad cada vez más amplia, compartiendo valores y responsabilidades sobre la base de los derechos humanos. Este núcleo busca promover el ejercicio de una ciudadanía activa, a través de la participación, la colaboración y la inclusión de todos los agentes de la comunidad educativa que rodean al niño o niña, por ende la escucha activa de cada uno de los miembros de la comunidad educativa también permite visibilizar las ideas, pensamientos e intereses, fomentando la participación ciudadana desde temprana edad. Las prácticas pedagógicas en Educación Parvularia son llevadas a cabo bajo el enfoque de derecho, que focaliza la importancia de socializar y vivenciar con otros en la participación espontánea de compartir sus tesoros más preciados como lo son sus juguetes y pertenencias, la libertad y uso del espacio según sus intereses y preferencias son un acto social, la participación de actividades grupales de carácter colaborativo permite y da cabida a todas las opiniones, allí se establecen reglas y acuerdos comunes y consensuados por todos, de manera de sentirse participes e involucrados del proceso de toma de decisiones. El rol del adulto educador es fundamental en el desarrollo de estas propuestas pedagógicas, ya que, son sus referentes a la hora de resolver problemas pacíficamente y enseñar a cómo hacerlo de una manera lúdica y significativa, por ello cabe mencionar que es fundamental el desarrollo de competencias emocionales desde la primera infancia, a modo de aprender a conocer y expresar sus emociones, pensamientos e intereses, favoreciendo una cultura bien tratante y de convivencia positiva. En síntesis la Educación Parvularia es entendida como un aprender haciendo y aprender con otros, considerando el desarrollo integral del niño y niña, siendo el principios de socialización la herramienta fundamental para prepararlos para la vida en comunidad , por consecuencia en toda experiencia educativa siempre debe estar presente la interacción positiva del niño con sus pares y adultos, por ende la familia y la cultura juegan un rol fundamental a la hora de potenciar todas las habilidades y talentos de nuestros pequeños". Algunas de las principales ideas que nos comparte Valeria, las dejamos plasmadas en la siguiente infografía:

lunes, 14 de junio de 2021

El diálogo orientado a la escucha

Instalar el diálogo como herramienta constructiva en una comunidad de buenos tratos, es fundamental. Por ello, nuestro rector Marcelo Filippi Marchant, nos comparte una interesante mirada de cómo pensar la capacidad de dialogar: "La experiencia de dialogar parte con la necesidad de un encuentro , de mirarnos, de escucharnos, de compartir . Aunque no siempre es así , algunas veces esa experiencia está teñida de dolor , de reclamo , de manifestación de rabia incluso de furia. No obstante, equivocadamente se nos ha hecho ver que el diálogo es un ejercicio gratificante, que nos llena de alegría , que es pacífico. Y no es así , necesariamente . Hay convicciones muy profundas y también heridas que no nos dejan dialogar en paz, como que el encuentro con el otro tiene un simbolismo que no me deja de afectar. Ese otro no sólo tiene un nombre sino representa algo que me complica, que oculta a la persona que está detrás de aquello. ¿Cómo avanzar en un diálogo que acerque posiciones? tal vez sería bueno orientarnos hacia la escucha , permitir que el otro se exprese y lo haga con libertad . En un marco de respeto, por cierto. Tal vez ayudarnos, a aquellos que nos interesa el diálogo fecundo, en aprender a hacer buenas preguntas que lo orienten , que haga reflexionar a quien nos expresa su verdad, que no necesariamente es “la verdad” sino es aquella que él o ella ve, dependiendo de la perspectiva con que mira la realidad. Me gusta pensar que en comunidades como la nuestra es posible dialogar , más allá de las legitimas diferencias y ver desde el corazón lo que el otro me quiere decir. El mutuo juzgamiento no nos sirve , vale la pena dejarnos misericordiar uno al otro y empezar a escucharnos de corazón a corazón". Revisemos los puntos más centrales en la siguiente infografía:

viernes, 4 de junio de 2021

Sembrando empatía y confianza con nuestros hijos e hijas

¿ Sabías que la empatía se enseña en casa desde nuestros comportamientos como madres y padres? te invitamos a tener presente algunas consideraciones, así como a procurar un ambiente de confianza libre de prejuicios.